Después de estar encerrado en Tasmania durante 15 meses, Tim Bonython por fin pudo perseguir un oleaje de Shippies. Con un largo periodo de oleaje del suroeste, el pronóstico de la temporada de verano parecía demasiado bueno para no intentarlo.

Así que con el socorrista de Bondi Rescue y surfista de olas grandes Clint Kimmins tiraron los dados y esto es lo que conseguieron.

Regístrate o identifícate para comentar