"Es tan extraña y va de lado tan extrañamente que en realidad es divertida", dice Dane Reynolds, de una de las tablas más raras y diferente que ha shapeado y surfeado en su vida.

Este año Dane fue seleccionado como shaper invitado para el Duct Tape Festival en Huntington Beach. Pero en lugar de crear una tabla de surf tradicional para demostrar su buen conocimiento como shaper, el nativo de Ventura decidió hacer un experimento de formas y medidas. "Voy a hacer algo con líneas realmente extrañas que ni siquiera parece que deba ser una tabla de surf", nos dijo Dane en la realización de este vídeo.

La experimentación de Frankenstein resultó en dos piezas extrañas de espuma y fibra de vidrio, todas con bordes afilados y ángulos de 90 grados. Al terminar y secar Dane llevó sus creaciones a dar una vuelta junto con el skater y surfista profesional Curren Caples. A pesar de los muchos defectos inherentes, Dane y Curren fueron capaces de surfear y volar con ellas.

You are not authorised to post comments.