Flow State te llevará en un viaje audiovisual, ya que Russ traspasa sus propios límites. En el camino, nos da una idea de lo que lo hace funcionar y cómo demonios sus pies permanecen pegados a su tabla en las situaciones más críticas.

En 3 años, Russ se ha metido en muchos tubos gigantes pero pocos como el de Shipsterns han sido grabados para el recuerdo. La forma en que alguien percibe un viaje puede ser diferente a la de la siguiente persona. Y para ser franco, a quién le importa una mierda. Llegando al lugar correcto, en el momento correcto y simplemente, sin ahogarse.


You are not authorised to post comments.