Inspirado en la belleza natural del Mar Cantábrico este vídeo nace de la colaboración entre el surfista Sean Gunning y este misterioso e increíble paraje. Muchos kilómeros de carretera, horas de baño, esperas interminables y un buen feeling que tenemos tanto dentro como fuera del agua facilitaron el trabajo detrás de la cámara a Antonio Bretones que ha realizado un gran trabajo de edición.

You are not authorised to post comments.