Kelly Slater y Andy Irons invitaron a algunos de sus héroes de la infancia y mejores amigos a un viaje a Fiji para la realización de "A Fly in the Champagne" entre ellos Martin Potter, Shane Dorian y Ross Williams destruyendo el paraíso de Fiji.

Después de una década de amarga rivalidad, Kelly Slater y Andy Irons se unen para resolver sus diferencias. Conseguir que dos enemigos aparentemente mortales accedieran a secuestrarse en una pequeña isla con media docena de cámaras, un entrevistador de Hollywood capaz de conjurar lágrimas durante cualquier entrevista, y un personal de una revista que esperaba con la respiración entrecortada parecía una noción ridícula.

El resultado final fue una purga de diez días de sentimientos, carga emocional, disipar los rumores, hablar de ello y enterrar el hacha de guerra de una vez por todas. ¡Oh, y olvidamos mencionar que las olas eran una locura!

You are not authorised to post comments.